Accueil

¡Cántale Pues ! sobre valores y cuestiones ambientales
El arpa es un sueño
Teatro infantil con vocación social
¿Pasado de moda ?
La construcción de la jarana jarocha
Décimo Festival del arpa en Cerrillos
Semillas
Convite de versadores en Misantla
La supuesta doble paternidad de Espinel
Definiciones y afinaciones de la jarana jarocha
Son, Denominación de Origen y otros cuentos
Son jarocho y extraterritorialidad
Tlacotalpan resurge dignamente altiva
Discursos rescatistas y contradictorios del son jarocho
Un convite jarocho
La Invención de América
De nuevo El Viejo
La siembra de ¡Cántale Pues !
El repertorio jarocho (segunda parte)
El repertorio jarocho (Primera parte)
Turismo y legado cultural
Madero : la utopía asesinada
Al son de la veracruzanidad
Fandangos decimonónicos : entre el furor y la cautela
Día de Muertos, noche de prejuicios
15 años de actividades de TISEV
Sociedad Nacional de Arpistas
Ballet folclórico
El son jarocho : innovación o permanencia
Un grito anegado
Andrés Alfonso Vergara : 1922-2010
Un fandango en 1857
Mario Barradas Murcia
El Coliseo de la Ciudad de México
Adiós Mamá Carlota y el Pito Real
Lázaro Patricio y el “derecho” de pernada
Primer Convite de Versadores de Misantla
“¡Cántale Pues !” en Barragantitlán
Linaje de músicos y versadores : Carlos Alonso Zamudio
El término “jarocho”
El arpa misionera y la de la soldadesca
Arreglar o descomponer
Israel Estrada
Sebastián Guigui : Con-cierto Reciclado
Cultura popular y modernismo
Los Corridos zapatistas
¡Viva la cuenca paisano !
El legado de tío Guillo
Toca tocotín
Primera Reunión de Decimeros y Versadores en Xalapa
Las músicas jarochas ¿de dónde son ?
Un chotis “choteado”
¿Canción, huapango o son ?
Tarima sin ley
Patricio Hidalgo Belli
VII Convite decembrino de Jaraneros
La Mona
Zenen Zeferino Huervo
Mujeres jaraneras : reflexión y fiesta
Jornada académica y vivencial sobre el son jarocho
La desolación del Vale Bejarano
Señor Presidente le vengo a avisar
La Calaca en la escuela
Las décimas del calabozo
La música barroca y el son jarocho
Bienes culturales e identidad
Sincretismo en el son jarocho
El arpa en México
De la vihuela de péndola a la guitarra de son
“Malabarpistas”
3° Encuentro de Arpistas en Xalapa
La Inquisición en la música jarocha
Hoguera o garrote vil
Tío Nico, Nicolás Sosa Hernández
Había una vez un Iván...
¿Profesionalmente tradicionales ?
La Jarana Primerita
Una Correa Grande
Soneros de corazón
Tercer Encuentro de Jaraneros y Decimistas en Córdoba
Cultivando el son
Amargo dulzor
Un silencio que grita
Relatos con música y chocolate
Un investigador pionero : Hellmer
Entre bordones y trinos
Cómo, por qué y de dónde “son”
El traje de la jarocha
¿Sí son o no son ?
Se parece mucho a un arpa
Después de pasado el Cóndor
Entre el Evangelio y la Espada




Corse
Canti & Musica - Anthologie de chants et musique profanes
Ocora - 2011



Participer à notre action :

      En adhérant
      Par le mécénat
 

[ Retour ]

Jornada académica y vivencial sobre el son jarocho


¡Alto la música !

En noviembre de este año, la Sociedad para la Etnomusicología llevo a cabo su congreso anual en la Ciudad de México. Se trata de una de las asociaciones más importantes del ramo en el mundo, y por primera vez realizó su congreso fuera de los Estados Unidos, donde se ubica su sede. Dentro de dicho evento se organizó una mesa dedicada al son jarocho, en la que participó el investigador Jorge Herrera de la Universidad de Los Ángeles, la Mtra. Raquel Paraíso de la Universidad de Wisconsin y el Dr. Randall Kohl de la Universidad Veracruzana. “Hace unos meses, cuando supe que realizaríamos esa mesa en el congreso de la Ciudad de México, decidí intentar traer a esas personas aquí a Xalapa. Me pareció oportuno aprovechar su presencia en el país para proponer una jornada académica en nuestra entidad. Contando con el decidido respaldo del Dr. Rafael Toriz, Director de le Facultad de Música de la Universidad Veracruzana, acudí al Centro de Estudios para la Cultura y la Comunicación, cuya Directora, la Dra. Celia del Palacio, no solamente se mostró inmediatamente interesada, sino que propuso ampliar el evento con la participación del Mtro. Rafael Figueroa y del antropólogo Homero Ávila, ambos pertenecientes a dicho Centro. Igualmente, se propuso complementar el evento académico con una mesa redonda en la que distintos protagonistas aportaran su visión sobre el tema del son jarocho, desde un punto de vista vivencial. En esa mesa redonda participaron el músico Ramón Gutiérrez Hernández del grupo Son de Madera, el laudero Daniel López Romero y su esposa Silvia Santos del grupo Hikuri, así como el Prof. Andrés Barahona Londoño, etnomusicólogo del Instituto Veracruzano de Cultura.

Durante la entrevista para el Diario de Xalapa, el etnomusicólogo Randall Kohl destacó la importancia de que se realicen estudios analíticos desde el punto de vista musical sobre el son jarocho.

El Dr. Kohl comenta lo siguiente :“No hay muchos trabajos analíticos desde el aspecto musical sobre el son jarocho y me parecen necesarios. Sabemos que el jarocho es un fenómeno social muy importante, por lo que vale la pena estudiarlo musical y etnomusicológicamente”. Khol es guitarrista y profesor de tiempo completo en la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana. Imparte la materia Prácticas de Acompañamiento y enseña Etnomusicología como una de las temáticas de la materia de Educación Musical. El Dr. Khol propugna por la implementación de la Etnomusicología como materia para ofrecerla dentro la licenciatura en Educación Musical. “La musicología es una materia que está enfocada al estudio de la música clásica europea ; razón la cual no se incluye las músicas populares. En este sentido, es de esperar que dentro de un año se abra la materia de etnomusicología, desde la cual podremos dedicar tiempo, espacio y energía al proceso de estudio de las músicas tradicionales folclóricas”. Al término de esa importante jornada etnomusicológica sobre el son jarocho llevada a cabo el pasado martes 24 de noviembre, en la Facultad de Música, le fue entregado un reconocimiento al veterano guitarrero tlacotalpeño Cirilo Promotor Decena. A don Cirilo Promotor le fue otorgado este año el Premio Nacional de Artes y Ciencias, en la categoría de artes y tradiciones populares.

Recuadro del artículo :

Randall Khol y sus “Ecos de la Bamba”

“El año de 1946 fue significativo en la historia veracruzana y en la nacional por la elección del ex gobernador de ese Estado, Miguel Alemán Valdés, a la Presidencia de la República. (...) Cultural y, sobre todo, musicalmente, la presencia de un veracruzano en la posición política más alta y pública de la nación tuvo un impacto especialmente notable. Además de crear el Instituto Nacional de las Bellas Artes,(...) apoyó mucho las artes veracruzanas en el ámbito nacional ; por ejemplo, durante su campaña presidencial fue acompañado por un grupo de son jarocho”. El libro Ecos de “La Bamba”. Una historia etnomusicológica sobre el son jarocho de Veracruz 1946-1959, es resultado de la tesis con la que el etnomusicólogo Randall Charles Khol Smith, obtuvo el Doctorado en Historia y Estudios Regionales. Con respecto del libro Ecos de “La Bamba”, el propio autor señala lo siguiente : “El propósito de mi investigación fue identificar y analizar las características músico-regionales del son jarocho durante los años 1946 a 1959, en el centro-sur del Estado de Veracruz. Por ello, estudié las referencias al son jarocho de la época y sus contextos, para ubicarlas dentro de la “modernización” de México. El propósito de este documento, entonces, es presentar los resultados de mi investigación, los cuales constituirán un registro de la tradición durante la época señalada más descriptivo que novelístico o teórico”.
Nicolás Sosa Hernández, uno de los pioneros en trasladarse hacia la Ciudad de México durante la llamada Época de Oro del cine mexicano, fue también uno de los músicos jarochos que el candidato Alemán invitó para acompañarlo durante su campaña presidencial. De hecho, la relación continuó aún después : “Frecuentemente, el señor Presidente Alemán, cuando ofrece una fiesta en su casa, llama a Nicolás Sosa y sus jarochos que ponen en su ejecución todo el sabor y el colorido del son sotaventino” (El Dictamen, 1950). Entre los músicos que participaron junto con Sosa en aquella campaña presidencial estuvo Andrés Alfonso Vergara : “Cuando llegó la campaña presidencial del Lic. Alemán, mi papá fue a México y nos tocó ir a hacer campaña en Morelos y los límites de Guerrero. Íbamos Pedro Hernández, Lino Chávez, mi papá y yo.(...) Los candidatos eran Padilla, Guzmán y Alemán. No se me olvida porque cantábamos : “Aunque no quiera Padilla y aunque no quiera Guzmán, el dueño de esa silla será Miguel Alemán”. Cantábamos muchos versos como ese, sobre todo en La Bamba. Aquello fue mucho trabajo y hasta tuvimos que hacer dos grupos. El otro corrió a cargo de Nicolás”.

¡que siga la música !

Testimonios Jarochos es una investigación etnomusicológica del Instituto Veracruzano de Cultura.

andrescimas@gmail.com