Accueil

¡Cántale Pues ! sobre valores y cuestiones ambientales
El arpa es un sueño
Teatro infantil con vocación social
¿Pasado de moda ?
La construcción de la jarana jarocha
Décimo Festival del arpa en Cerrillos
Semillas
Convite de versadores en Misantla
La supuesta doble paternidad de Espinel
Definiciones y afinaciones de la jarana jarocha
Son, Denominación de Origen y otros cuentos
Son jarocho y extraterritorialidad
Tlacotalpan resurge dignamente altiva
Discursos rescatistas y contradictorios del son jarocho
Un convite jarocho
La Invención de América
De nuevo El Viejo
La siembra de ¡Cántale Pues !
El repertorio jarocho (segunda parte)
El repertorio jarocho (Primera parte)
Turismo y legado cultural
Madero : la utopía asesinada
Al son de la veracruzanidad
Fandangos decimonónicos : entre el furor y la cautela
Día de Muertos, noche de prejuicios
15 años de actividades de TISEV
Sociedad Nacional de Arpistas
Ballet folclórico
El son jarocho : innovación o permanencia
Un grito anegado
Andrés Alfonso Vergara : 1922-2010
Un fandango en 1857
Mario Barradas Murcia
El Coliseo de la Ciudad de México
Adiós Mamá Carlota y el Pito Real
Lázaro Patricio y el “derecho” de pernada
Primer Convite de Versadores de Misantla
“¡Cántale Pues !” en Barragantitlán
Linaje de músicos y versadores : Carlos Alonso Zamudio
El término “jarocho”
El arpa misionera y la de la soldadesca
Arreglar o descomponer
Israel Estrada
Sebastián Guigui : Con-cierto Reciclado
Cultura popular y modernismo
Los Corridos zapatistas
¡Viva la cuenca paisano !
El legado de tío Guillo
Toca tocotín
Primera Reunión de Decimeros y Versadores en Xalapa
Las músicas jarochas ¿de dónde son ?
Un chotis “choteado”
¿Canción, huapango o son ?
Tarima sin ley
Patricio Hidalgo Belli
VII Convite decembrino de Jaraneros
La Mona
Zenen Zeferino Huervo
Mujeres jaraneras : reflexión y fiesta
Jornada académica y vivencial sobre el son jarocho
La desolación del Vale Bejarano
Señor Presidente le vengo a avisar
La Calaca en la escuela
Las décimas del calabozo
La música barroca y el son jarocho
Bienes culturales e identidad
Sincretismo en el son jarocho
El arpa en México
De la vihuela de péndola a la guitarra de son
“Malabarpistas”
3° Encuentro de Arpistas en Xalapa
La Inquisición en la música jarocha
Hoguera o garrote vil
Tío Nico, Nicolás Sosa Hernández
Había una vez un Iván...
¿Profesionalmente tradicionales ?
La Jarana Primerita
Una Correa Grande
Soneros de corazón
Tercer Encuentro de Jaraneros y Decimistas en Córdoba
Cultivando el son
Amargo dulzor
Un silencio que grita
Relatos con música y chocolate
Un investigador pionero : Hellmer
Entre bordones y trinos
Cómo, por qué y de dónde “son”
El traje de la jarocha
¿Sí son o no son ?
Se parece mucho a un arpa
Después de pasado el Cóndor
Entre el Evangelio y la Espada




Corse
Canti & Musica - Anthologie de chants et musique profanes
Ocora - 2011



Participer à notre action :

      En adhérant
      Par le mécénat
 

[ Retour ]

Sociedad Nacional de Arpistas


¡Alto la música !

Con el propósito de rescatar la música y los orígenes del Arpa Chica de Durango ; así como también difundir la música del arpa en sus diferentes expresiones y preservar todo lo relacionado con este bello cordófono –que nos seduce por su angelical estampa– a iniciativa conjunta del Dr. Saúl Sepúlveda Herrera y del Ing. Enrique Escajeda González, el 13 de octubre de 2003 fue creada la Asociación de Arpistas de Durango. La incansable labor emprendida por ellos, ha dado importantes frutos como la fundación de la Primera Escuela de Arpa Tradicional “Maestro Celso Duarte González”, en honor a este virtuoso arpista paraguayo radicado en la Ciudad de México ; el Museo del Arpa de Durango que cuenta con una sala audiovisual que permite ver y oír cómo era la música interpretada con el arpa chica duranguense ; y la creación del Ensamble de Niños Arpistas, dirigido por la Mtra. Carmen Durango. Cabe destacar que el Dr. Sepúlveda es autor de un bien documentado libro titulado Arpa Chica de Durango, monografía en el que incluye tres importantes investigaciones de campo que nos dan cuenta del auge que tuvo este instrumento en aquella región norteña de México.

La Ciudad de Xalapa ha sido designada como nueva sede de la Sociedad Nacional de Arpistas de la República Mexicana A.C.

Proseguir la iniciativa duranguense

Después haber realizado varios Encuentros Internacionales de Arpa en la Ciudad de Durango, surgió la necesidad de crear la Sociedad Nacional de Arpistas de la República Mexicana A.C.(SONARM), cuyo primer Consejo Directivo tuvo al propio Dr. Saúl Sepúlveda como Presidente, siendo a su vez Secretario el Mtro. Rafael Domínguez Viveros y Tesorero el veterano arpista veracruzano “Tío Rube”, Rubén Vázquez Domínguez. En el marco del IV Encuentro Latinoamericano de Arpistas, que se llevó a cabo en esta Ciudad de Xalapa los días 25 y 26 de septiembre del año en curso, se realizó una Asamblea de la SONARM, contando con la participación de las personas siguientes : Saúl Sepúlveda Herrera, Alberto de la Rosa Sánchez Rubén Vázquez Domínguez, José Juan Filobello Aguilar, Rubén Domínguez Viveros, Élfego Villegas y Fuentes, Florentino Robles Ostos, Andrés Barahona Londoño, Kevin Sabdiel Zápotl, David Jair Nieto, Really Cruz, Juan José Alarcón, Omar Aguilar Aguilar, Víctor Álvarez, siendo todos ellos mexicanos ; así como también –en calidad de testigos de honor– los siguientes músicos : de Venezuela, Yofre Brito Alex Martínez, José Luis Barrios ; y de Colombia : Jesyd Castro Triana, Arnoldo Peroza y Jorge Corredor Zaraza.
En dicha reunión se consideró que habiendo cumplido satisfactoriamente con los objetivos planteados, tanto en el plano local como a nivel internacional, es pertinente entregar la estafeta de la SONARM a un nuevo Consejo. Igualmente, se señaló que, siendo Veracruz uno de los Estados de la República con mayor presencia musical del arpa, y la Ciudad de Xalapa un lugar en que existe una gran cantidad de arpistas de distintas generaciones, desde grandes veteranos como jóvenes interpretes, Xalapa se destaca de manera natural como un lugar idóneo para proseguir con la labor iniciada.

Nueva sede de la SONARM

En esa reunión, se reconoció también la necesidad por parte de los veracruzanos de dotar de una mejor organización a las diferentes acciones relacionadas con la ejecución del arpa ; y se recalcó la importancia que tiene para el Estado de Veracruz la oportunidad de proseguir la labor de esta Sociedad, mediante el traslado de su sede a la Ciudad de Xalapa. Finalmente, después de haber analizado los participantes varias propuestas, el nuevo Consejo de la SONARM quedó constituido de la manera siguiente : Presidente, Rafael Domínguez Viveros ; Secretario, Andrés Barahona Londoño y Tesorero, Élfego Villegas y Fuentes.
Está claro que el reto de la SONARM es enorme, y es de esperarse que ahora, con el traslado de su sede a Veracruz, los veracruzanos sabremos encauzar el compromiso que nos une en favor del arpa más allá de las fronteras de nuestro Estado. En tal sentido, así como debemos reconocer la incuestionable calidad y el gran desenvolvimiento que tienen en la actualidad tanto la escuela arpística paraguaya como la colombo-venezolana –por lo que es a todas luces un acierto propiciar la cercanía entre nuestros pueblos– resulta igualmente imprescindible fortalecer la identidad propia del arpa mexicana. Conozcamos y admiremos el estilo del arpa de otras latitudes, pero no perdamos la esencia de lo mexicano que es lo nuestro. Como veracruzanos, un elemento fundamental para incidir en el devenir de nuestra arpa es el conocimiento histórico y etnomusicológico de la música veracruzana, y en particular del arpa jarocha. Tenemos a nuestro alcance todavía, un enorme tesoro en el repertorio de las músicas jarochas que alcanzó un auge a finales del siglo XIX. El compromiso es con la permanencia de ese importante legado cultural, en favor de las futuras generaciones. Enhorabuena por la nueva sede de la SONARM.

¡que siga la música !

Testimonios Jarochos es una investigación etnomusicológica del Instituto Veracruzano de Cultura.

andrescimas@gmail.com