Accueil

¡Cántale Pues ! sobre valores y cuestiones ambientales
El arpa es un sueño
Teatro infantil con vocación social
¿Pasado de moda ?
La construcción de la jarana jarocha
Décimo Festival del arpa en Cerrillos
Semillas
Convite de versadores en Misantla
La supuesta doble paternidad de Espinel
Definiciones y afinaciones de la jarana jarocha
Son, Denominación de Origen y otros cuentos
Son jarocho y extraterritorialidad
Tlacotalpan resurge dignamente altiva
Discursos rescatistas y contradictorios del son jarocho
Un convite jarocho
La Invención de América
De nuevo El Viejo
La siembra de ¡Cántale Pues !
El repertorio jarocho (segunda parte)
El repertorio jarocho (Primera parte)
Turismo y legado cultural
Madero : la utopía asesinada
Al son de la veracruzanidad
Fandangos decimonónicos : entre el furor y la cautela
Día de Muertos, noche de prejuicios
15 años de actividades de TISEV
Sociedad Nacional de Arpistas
Ballet folclórico
El son jarocho : innovación o permanencia
Un grito anegado
Andrés Alfonso Vergara : 1922-2010
Un fandango en 1857
Mario Barradas Murcia
El Coliseo de la Ciudad de México
Adiós Mamá Carlota y el Pito Real
Lázaro Patricio y el “derecho” de pernada
Primer Convite de Versadores de Misantla
“¡Cántale Pues !” en Barragantitlán
Linaje de músicos y versadores : Carlos Alonso Zamudio
El término “jarocho”
El arpa misionera y la de la soldadesca
Arreglar o descomponer
Israel Estrada
Sebastián Guigui : Con-cierto Reciclado
Cultura popular y modernismo
Los Corridos zapatistas
¡Viva la cuenca paisano !
El legado de tío Guillo
Toca tocotín
Primera Reunión de Decimeros y Versadores en Xalapa
Las músicas jarochas ¿de dónde son ?
Un chotis “choteado”
¿Canción, huapango o son ?
Tarima sin ley
Patricio Hidalgo Belli
VII Convite decembrino de Jaraneros
La Mona
Zenen Zeferino Huervo
Mujeres jaraneras : reflexión y fiesta
Jornada académica y vivencial sobre el son jarocho
La desolación del Vale Bejarano
Señor Presidente le vengo a avisar
La Calaca en la escuela
Las décimas del calabozo
La música barroca y el son jarocho
Bienes culturales e identidad
Sincretismo en el son jarocho
El arpa en México
De la vihuela de péndola a la guitarra de son
“Malabarpistas”
3° Encuentro de Arpistas en Xalapa
La Inquisición en la música jarocha
Hoguera o garrote vil
Tío Nico, Nicolás Sosa Hernández
Había una vez un Iván...
¿Profesionalmente tradicionales ?
La Jarana Primerita
Una Correa Grande
Soneros de corazón
Tercer Encuentro de Jaraneros y Decimistas en Córdoba
Cultivando el son
Amargo dulzor
Un silencio que grita
Relatos con música y chocolate
Un investigador pionero : Hellmer
Entre bordones y trinos
Cómo, por qué y de dónde “son”
El traje de la jarocha
¿Sí son o no son ?
Se parece mucho a un arpa
Después de pasado el Cóndor
Entre el Evangelio y la Espada




Corse
Canti & Musica - Anthologie de chants et musique profanes
Ocora - 2011



Participer à notre action :

      En adhérant
      Par le mécénat
 

[ Retour ]

Teatro infantil con vocación social


¡Alto la música !

La Compañía de Teatro Infantil de la Secretaría de Educación de Veracruz (TISEV), fue creada a iniciativa del Dr. Bravo Garzón, Secretario de Educación y Cultura en mayo de 1995, quien tuvo la visión de descentralizar de la Ciudad de Xalapa la vida cultural veracruzana. Los maestros Constanza Alfaro y Yaco Guigui, directora y co-director de esta compañía comentan que : “En aquel entonces se creó un movimiento muy interesante, por el cual los distintos grupos artísticos de la Secretaría comenzaron a ampliar su rango de acción presentándose en múltiples lugares de Estado, y paralelamente se implementó un estilo de trabajo que favoreció la colaboración entre las diferentes instancias culturales de la entidad. Como el perfil de TISEV incluye la impartición de cursos de educación artística interdisciplinaria, los integrantes de la Compañía han sido en su mayoría egresados de la Universidad Veracruzana ; de la Facultad de Teatro principalmente, pero también de Danza y Música, lo cual nos permite una convivencia creativa muy enriquecedora.

Los maestros Constanza Alfaro y Yaco Guigui, respectivamente directora y co-director de TISEV, Compañía de Teatro Infantil de la Secretaría de Educación de Veracruz, tienen una larga trayectoria artística en favor de la niñez veracruzana

Desde su fundación, y sobre la base de nuestra experiencia previa durante distintas giras por América Latina, TISEV se planteó la formación de grupos teatrales que pudieran dedicarse seriamente a la labor infantil, entendida ésta como una especialización del quehacer artístico, más no como una mera opción ocasional. El teatro infantil es tan exigente como lo puede ser cualquier otra propuesta escénica ; y desde luego requiere de mucha capacidad de experimentación e introspección por parte del actor para desarrollar su fantasía y su imaginación, que solamente se alcanza mediante una genuina vocación. En tal sentido, un muy importante trabajo de integración artística que es inolvidable para quienes tuvimos la oportunidad de participar en él, fue la puesta en escena de la obra Sueño de una noche de Verano de Shakespeare, cuyo montaje, incluida la orquesta y los bailarines involucró a más de 140 artistas. Llevar a Shakespeare al interior del Estado fue una gran experiencia, entre otras cosas por la respuesta que obtuvimos por parte del público infantil. Esto nos parece particularmente interesante, porque nos demostró que los niños también pueden apreciar una buena obra de teatro clásico.

Un largo andar

En estos años casi 16 años, hemos vivido momentos muy hermosos como compañía integrada por colegas que compartimos una mística profesional, a través de las sucesivas generaciones que han pasado por TISEV. Se dice fácil pero hemos tenido cerca de 20 generaciones de egresados ; jóvenes artistas que aportan la vitalidad y la frescura de quien comienzan su vida escénica, al tiempo que descubren todo el proceso y las implicaciones que tiene el encarar un trabajo de tipo social. Nuestra labor como parte de la Secretaría de Educación de Veracruz abarca una amplia gama de edades, desde los jardines de niños, hasta el nivel de preparatoria ; y por supuesto, también el público adulto. El compromiso siempre ha sido mantenernos activos como compañía de repertorio, de tal suerte que hemos llegado a trabajar simultáneamente con 12 obras que se presentan en diferentes foros. Esta intensa actividad colectiva adquiere proporciones que van mucho más allá del criterio aritmético en cuanto al número de integrantes, puesto que atañe la dimensión humana y la propia sensibilidad de cada artista. Como compañía de repertorio dependiente del Estado, la Secretaría provee los recursos para cubrir tanto las becas como las producciones, y nuestro compromiso es aportar la creatividad y el desempeño artístico profesional, con un valor didáctico dirigido a un público específico : la niñez veracruzana. Esa es nuestra función social. TISEV culminó el 2010 en plena temporada con obras en cartelera, e igualmente nos hemos mantenido activos desde el inicio de la administración del Dr. Duarte. En estos primeros meses de ajustes, TISEV no ha dejado de dar funciones. De hecho, en lo que va de la actual administración –entre nuestras funciones tanto didácticas como formales y el festival itinerante que hicimos en la sierra de Zongolica– hemos realizado 45 funciones ante más de siete mil cuatrocientos espectadores de todas las edades ; e impartido cursos-talleres para más de 270 maestros. Somos una compañía con 27 integrantes que sigue además, ensayando y creando nuevas obras para generar nuevo repertorio. Es por ello que como directores somos optimistas con respecto del futuro, porque vemos que las cosas se están acomodando en su justa medida ; y TISEV se suma con entusiasmo al proyecto cultural del gobierno del Estado. Las perspectivas son realmente buenas pues con claridad de metas y en la medida en que se aprueben los presupuestos para su consecución, nosotros seguiremos comprometiendo el mejor esfuerzo y aportando nuestra creatividad. Veracruz es un Estado con una enorme efervescencia cultural ; y en cuanto a TISEV, vienen varios proyectos muy interesantes”.

¡que siga la música !

Testimonios Jarochos es una investigación etnomusicológica del Instituto Veracruzano de Cultura.

andrescimas@gmail.com